m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Etiam posuere varius
magna, ut accumsan quam pretium
vel. Duis ornare

Latest News
Follow Us
GO UP

¿Qué hacer en Cochamó?

Qué ver

El Estuario de Reloncaví, es uno de los principales atractivos de la comuna. Los Sectores de El Bosque, La Lobada, Pucheguín y Cascajal ofrecen algunas de las mejores vistas del estuario. Sobre él se levanta el Volcán Yates, por cuyos pies serpentea el Río Puelo lugar preferido para la pesca recreativa y los amantes de la naturaleza. También para los pescadores, Llaguepe ofrece las condiciones perfectas, así como para navegar y para el avistamiento de aves, toninas y lobos marinos. 

En el sector de La Junta, al interior del Valle de Cochamó, se levantan grandes paredes de granito, preferidas por escaladores nacionales y extranjeros y que se han comparado con las del Parque Nacional Yosemite, en Norteamérica. Varios lagos, a veces ocultos en la Cordillera, forman parte del bellísimo paisaje de la comuna de Cochamó; El Tagua-Tagua; el Lago Azul, con sus aguas de un color profundo, y el Lago Vidal Gormaz, custodiado por alerces. Se pueden recorrer a pie o a caballo, y durante el trayecto con un poco de suerte divisar huemules, pudúes, pumas o cóndores y también el exótico jabalí.  

Los glaciares de la comuna como La Paloma, en Valle de Cochamó, El Escondido en Valle del Frio, El Toro en Valle Ventisqueros o El Logrado en Las Horquetas, hablan de la última glaciación que cubrió estos parajes. Para descansar de un largo día las termas de Sotomó ofrecen aguas tibias y bellos paisajes. El Río Torrentoso, vadea las antiquísimas pictografías Tehuelches, y corre cercano al Paso Internacional El Manso. A él se puede llegar también desde Cochamó pasando por la ruta de El Arco, famosa formación de piedra cruzada por una cascada, y por el sector de Paso El León, famoso por ser la senda de los primeros colonos y comerciantes de ganado de la región.  

Valle de Cochamó 

A sólo una jornada de Puerto Montt, es posible adentrarse en la profunda selva valdiviana desde las cuales se levantan grandes paredes de granito. Multitud de esteros y ríos nutren este paisaje único. En el coinciden escaladores, excursionistas y pescadores. 

Cascada El Salto 

Esta hermosa cascada se ve en Llanada Grande. Se accede desde la casa de la señora Vila Delgado. Si se encuentra en el sector, no dude en pasar a visitarla. 

A quién visitar

Los Arrieros y sus cabalgatas ligadas a la tradición colonizadora son una aventura que invita a recorrer los Senderos que serpentean el valle Cochamó, aprendiendo los secretos de los Baqueanos y su saber sobre la cordillera. En Llanada Grande acompaña a los Recolectores de frutos silvestres y morcella y conoce los rincones de su generosa tierras. 

En el camino visita también a los Artesanos de Cuero, oficio tradicional, ligado al caballo. Así podrás conocer las distintas prendas y herramientas que se elaboran con él, y su uso en el trabajo de campo. En Río Puelo, no olvide visitar a los Apicultores, conocer de su trabajo y ver las coloridas colmenas. 

Una experiencia inolvidable es visitar a los Pescadores Artesanales y aprender sobre la pesca al pinche o la historia de los Buzos Escafandra. Si viaja con su familia procure conocer los juegos tradicionales como el truco, el tejo, el trompo, el juego de la sortija o la silla musical a caballo. Es una invitación a adentrarse en la riqueza cultural asociada a los juegos, participando de las tradiciones lúdicas y culturales de esta comuna. 

Los Artesanos de Madera, Labradores, Tejueleros y Carpinteros de Ribera, hablan de una tradición maderera arraigada en esta tierra. Históricamente, esencial ha sido el trabajo de las Tejedoras: es menester conocer su tradición textil y el telar parado. Ellas mismas le contarán historias de las antiguas Parteras, de las Hierbateras que han sanado a tantos, o de las Costureras, todas ellas parte de la historia local.

Qué probar

En Cochamó un plato infaltable es la cazuela de gallina con fideos de masa, todas las casas la preparan y los cochamoninos la añoran cuando están lejos. El curanto y el pulmay no se pueden dejar pasar. Como en toda la Patagonia el asado parado no falta, como tampoco la cazuela con luche. La Mella es también un infaltable. Se hace con masa de harina del trigo nacido, remojado y extendido, que luego se muele. Esta misma masa sirve para preparar las empanadas dulces. Típicas de la zona son también la miel de ulmo, la chicha de miel de Lulín y la lagrimilla, últimas gotas de la producción de chicha de manzana.  

Morchella 

La morchella es una de las especies comestibles de hongos que crecen en la Patagonia Andina y tiene un alto valor gastronómico. Son difíciles de hallar por lo que es esencial la vista experta de un Recolector. En Cochamó puede probarla en empandasceviches y salsas.