m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Etiam posuere varius
magna, ut accumsan quam pretium
vel. Duis ornare

Latest News
Follow Us
GO UP

La puerta de la Carretera Austral

Puerto Montt es el punto de partida para comenzar a recorrer la Carretera Austral. El tramo hasta Caleta La Arena te permitirá conocer diferentes localidades que bordean la costa y que durante el verano organizan una serie de fiestas costumbristas conocidas como “La ruta de las Tradiciones”. El circuito se realiza durante todo el verano e inicia en enero, recorrido varias localidades como Piedra Azul, Quillaipe, Metri, Lenca, y Caleta La Arena, entre otros, en este último lugar, zarpan los ferries que cruzan el estuario de Reloncaví.

La verdadera aventura de la Carretera Austral comienza cuando cruzas el estuario y llegas a Hornopirén. Este circuito presenta un desvío en la localidad de Contao por la ruta costera V875 hasta Hualaihué. Esta ruta es más larga, pero podrás apreciar el mar en todo el recorrido y la cotidiana vida de sus habitantes, como los Carpinteros de Ribera de Hualaihué.

Sobre ellos, en la actualidad es posible encontrar astilleros en cada poblado de este territorio, donde generaciones de familias se han dedicado al arte de la construcción de las tradicionales embarcaciones de madera. Los puedes encontrar en Mañihueico, La Poza, Quildaco y Hualaihué. Desde Hualaihué a Hornopirén te

Termas de Pichicolo en Hornopirén recomendamos relajarte en las termas de Pichicolo, ubicadas 9 km antes de llegar a Hornopirén. Son termas naturales conformadas por pozones insertas en un agreste paisaje. Una vez que llegues a Hornopirén te sugerimos visitar el Lago Cabrera y las Cascadas de Don Tato cuyas aguas se aprecian caer estrepitosamente. El camino a Cholgo también se constituye en una buena alternativa a la hora de buscar hermosos paisajes.

En esta zona está el Parque Nacional Hornopirén, rodeado por los volcanes Yate y Hornopirén, la cuenca del río Negro y el inexplorado Lago Pinto Concha, donde es posible acampar libremente en sus plácidas playas.