m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Etiam posuere varius
magna, ut accumsan quam pretium
vel. Duis ornare

Latest News
Follow Us
GO UP

El encanto de lo auténtico – Puerto Octay – Ensenada

Emplazado en la ribera norte del lago Llanquihue, Puerto Octay sorprende con su arquitectura patrimonial. Antiguamente era un importante puerto lacustre, hoy, suspendido en el tiempo, es totalmente apacible, casi silencioso. Construido sobre una ladera que domina el lago y con sus casas de estilo alemán, muchas convertidas en hospedajes, y que hicieron que Puerto Octay fuese declarado “Zona Típica”.

En el pueblo se aprecia la influencia de los inmigrantes alemanes de fines del siglo XIX. De esta época data el famoso almacén de Cristino Ochs, que según cuentan le dio el nombre al pueblo: “Donde Ochs hay”. Para conocerlo, te sugerimos partir a pie desde la plaza de Armas. En sus cercanías destaca la iglesia parroquial, íntegramente construida en madera. Continuando por la calle La Esperanza hacia la costanera, se puede visitar la Casa de la Cultura Emilio Held Winckler, y por la calle costanera Pichi Juan, el Club Náutico.

Retornando a la plaza se inicia un paseo en el que a 3 km de Puerto Octay, surge un desvío para visitar la península de Centinela

Ahí está el Museo del Colono (www.museoelcolono.jimdo.com), que da cuenta de la historia de Puerto Octay, desde su formación geográfica y la conquista del territorio, hasta la llegada de los Colonos. El circuito continúa cruzando el balneario La Baja, una angosta lengua de arena con playas, hostería, cabañas y camping. La península está rodeada de bosque nativo y en la cima está el hotel de Centinela, que cuenta con un restaurante y cuyo huésped más connotado fue el Príncipe de Gales en 1931. Dar la vuelta al Lago Llanquihue bordeando su ribera norte desde Puerto Octay a Ensenada es un paseo que no te decepcionará. Durante el trayecto podrás observar paisajes que mezclan el lago, volcanes, vegetación, arquitectura con estilo germánico y hermosas playas como Maitén, Puerto Fonk y Cascadas, cuyo principal atractivo son las caídas de agua que se encuentran en un cerro, y que es posible llegar en una caminata que te puede tomar no más de 30 minutos. Desde Cascadas debes continuar por la ruta asfaltada hasta la villa de Ensenada.