Provincia de Chiloé, Tierra de Magia y Tradiciones

Publicado el
30 de septiembre, 2013
Compartir en
Facebook
Compartir en
Twitter

Aparte de los atractivos propios de la cultura de su gente, de su arquitectura y sus mitos, en Chiloé se está gestando desde hace algunos años, una serie de proyectos que buscan proteger y conservar su naturaleza y agricultura.

Es así que los Humedales de Chiloé se han transformado en hito para los turistas que desean mantener un contacto directo con la naturaleza y avi – fauna. Destacan los humedales de Caulín y Quilo en Ancud; Lago Cucao en Parque Nacional Chiloé, y Compu en Quellón.

La mayoría de estos humedales son marítimos, turberas y musgos, que se constituyen en hábitats donde sobresalen las aves migratorias. (Chiloé reúne  la mayor población de aves playeras del sur del país, lugar que abarca varias  comunas).

Los tramos del circuito mejor implementados se encuentran entre Tenaún y Dalcahue, el otro está en la Isla de Quinchao, y el de Castro en la Península de Rilán. Al recorrer estos sitios, se puede encontrar en el bordemar, con hombres y mujeres que diariamente laboran en el mar y en la tierra, ya sea navegando, cultivando, en carpintería de ribera, construyendo casas y múltiples actividades que aún persisten en los poblados junto a sus iglesias, ubicadas en la costa oriental del archipiélago de Chiloé.

Visita el centro de Ancud y encontrarás  el Fuerte San Antonio, punto de inicio de la ruta de las Fortificaciones Españolas ubicados  también en la Península de  Lacuy, el Fuerte Ahui y las  Baterías de Chaicura y Balcacura.

Hacia el oeste de la ciudad, la Costanera se prolonga convirtiéndose en ruta junto a la playa Lechagua.  Más al oeste Quetalmahue, desde donde se llega a Mar Brava, Cocotué , Pumillahue y el Monumento Natural Islotes de Puñihuil, área silvestre protegida del Estado,  se ubica a 28 kms. al suroeste de Ancud. Por razones de crianza, aquí se reúnen los pingüinos de Humboldt y magallánicos, ecosistema del mundo en el cual ambas especies anidan y conviven sobre el Océano Pacífico.

Cruza el puente sobre el río Cucao, y accederás al centro de visitantes y sector sur del Parque Nacional Chiloé, de 43.057 hás., dicha área silvestre protegida, resguarda una de las más ricas asociaciones de bosque verde-húmedo del sur de Chile y a una variada fauna endémica. Esta cubierta vegetal se desarrolla en la vertiente de la Cordillera de la Costa de Chiloé, llamada Piuchén, cuyas alturas no superan los 1.000 mts. En su sector norte, destaca de manera especial el Islote de Metalqui, principal lobería y de aves como el pingüino Magallánico y el de Humboldt.

Visita la zona sur de la isla grande, donde se encuentra el Parque Tantauco. Con 118.000 ha posee una geografía variada, con extensas áreas planas de humedales, lagunas y cipresales en el territorio central; una cordillera costera occidental cubierta de bosques siempre verdes y cumbres que no superan los 400 metros sobre el nivel del mar y se pueden desarrollar distintas actividades como Trekking avistamiento de flora y fauna.

Parque Nacional Chiloé: está dividido en 2 sectores, el primero llamado “Chepu” está ubicado en las cercanías de Ancud, mientras que el segundo denominado “Abtao” abarca áreas de las comunas de Dalcahue, Castro y Chonchi. Unidos, ambos poseen 42.567 ha. y producto de su irregular relieve se generan variados sectores de interés paisajístico.

Buscador de Servicios