Parque Nacional Vicente Perez Rosales

Publicado el
25 de octubre, 2013
Compartir en
Facebook
Compartir en
Twitter

Sus grandes atractivos son el Lago Todos los Santos y la cumbre nevada del Volcán Osorno. Desde aquí también se puede ver el inconfundible Volcán Puntiagudo (2.493 metros), que se cierne al norte, y el Monte Tronador (3.491 metros), que marca la frontera con Argentina. Desde la cota más alta se distingue con claridad el camino que siguió la lava hasta llegar a los ríos, lagos y caídas de aguas que pueblan este verdadero paraíso natural.

La joya de este parque son los saltos del Petrohué, que forman una torrencial y espumosa cascada a través de un cañón de roca volcánica excavado por la lava. Lo mejor es admirarlo de cerca, contratando uno de los circuitos en jet boat. Un espectáculo excepcional.

Aquí se puede hacer trekking por senderos como el de Los Enamorados, el Velo de la Novia, Rincón de Osorno y Desolación. En invierno se puede hacer trekking en la nieve. También montañismo, escalada, paseos en bicicleta, kayak de río, barranquismo, pesca recreativa y observación de avifauna como pudúes, pumas y quiques, además de recorrer bosques de canelos, olivillos, arrayanes, ulmos, pitras y coigües.

Buscador de Servicios