Iglesia Patrimonio De La Humanidad, de San Juan

an-juan
Publicado el
02 de diciembre, 2013
Compartir en
Facebook
Compartir en
Twitter

IGLESIA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD DE SAN JUAN

La Iglesia de San Juan se emplaza paralela al borde costero, muy cerca del agua en alta marea, su edificio destaca con claridad desde el mar. Esta iglesia, ha sido intervenida en diferentes oportunidades, en 1950 se renovó la techumbre, trabajo comunitario dirigido por don Antonio Bahamonde. El terremoto de 1960 obligó a efectuar una nueva reconstrucción a cargo del mismo constructor, en el que modificó la arquería del pórtico y la torre. Durante el 2003 y 2004 fue objeto de una rigurosa transformación a cargo de la Fundación Amigos de las Iglesias de Chiloé.
Fue declarada Monumento Histórico Nacional el 19 de Agosto de 1999, mediante Decreto Exento 222, y Patrimonio de la Humanidad en el año 2000, por la UNESCO. Esta es una de las Iglesias que con mayor fidelidad se ha mantenido. En su interior, predomina el color blanco y los detalles de ornamentación de color rojo, con algunos detalles negros.
La imaginería se destacan un Cristo crucificado y una pieza muy especial que representa a San Miguel, cuyo pie aplasta al Demonio. San Juan, es el santo patrono y su imagen es de madera.

Las principales fiestas religiosas son:
• San Juan: 24 de Junio.
• San Pedro 29 de Julio.
• Mes de María: 8 de Noviembre – 8 Diciembre.

ASTILLEROS “ARTESANALES”
Se construyen y reparan embarcaciones principalmente utilizadas en la Pesca artesanal y por mitilicultores y en menor medida por las salmoneras ubicadas en las inmediaciones de la localidad. Los “Maestros de Ribera”, encargados de los astilleros han aprendido este oficio generación tras generación, no siempre de padre a hijo. En la actualidad los astilleros de San Juan son comandados por dos maestros de ribera: el Sr. José Ojeda y el Sr. Daniel Barría, este último discípulo del primero. Además en ellos trabajan ocasionalmente 6 operarios aproximadamente.

El Astillero de San Juan es uno de los pocos que van quedando en toda la Isla de Chiloé, siendo uno de los últimos en emplear técnicas ancestrales para la construcción de las embarcaciones, como por ejemplo el uso del alerce para la aplicación de la estopa.
Las condiciones favorables del régimen de mareas en la localidad, su amplitud y su oscilación a lo largo del día, permiten la existencia de áreas cercanas a la orilla de playa que quedan secas en ciertas horas del día permitiendo que los maestros y obreros puedan trabajar en las embarcaciones durante el tiempo que se demore la construcción o reparación, tanto para su varamiento inicial, como para su retorno al mar, una vez reparada o construidas, en caso de embarcaciones nuevas.

Buscador de Servicios